Crece industria de los multifamily offices junto con aumento de chilenos de alto patrimonio

Desde la industria destacan que el segmento pide una asesoría más sofisticada, con un mix de activos que incluye alternativos.

 

El crecimiento económico y el aumento de liquidez han hecho ecos en la industria de administración de carteras y asesoría financiera, especialmente en el mundo de los multi-family offices (MFO). El incremento en el número de actores en la última década ha sido relevante. Si bien no hay datos unificados de la industria, desde ADDWISE Wealth Management –primer multifamily office de Chile– señalan que en 2007 eran tres y que actualmente superan los 25.


¿A qué se debe el crecimiento de este negocio? En primer lugar, en la firma destacan el entorno de bajos retornos que se han dado en las clases de activos tradicionales, como acciones y bonos. 'Ganar la rentabilidad para los inversionistas en el mundo financiero tradicional ha caído mucho, es más difícil y con más volatilidad', explica Mauricio López, presidente ejecutivo de ADDWISE , agregando que esto ha impulsado a los inversionistas de mayor patrimonio a buscar servicios que les den acceso a productos alternativos, como activos inmobiliarios y deuda privada, como los MFO. 'La banca tradicional se sigue moviendo en los instrumentos tradicionales y los inversionistas están ávidos de invertir en otras cosas', acota el ejecutivo.

Por el otro lado, hay un aumento en el número de clientes con liquidez, lo que ha potenciado la industria. Desde Nevasa, que lanzó su negocio de MFO a principios de diciembre, destacan que las personas con alto patrimonio, pero a las cuales les significa mucho costo tener un singlefamily office (SFO) –firma dedicada a la administración del patrimonio de una sola familia–, es el segmento que explica el auge de la industria.

La teoría sugiere que para armar un SFO con una relación costo-beneficio que 'tenga sentido', se necesita un patrimonio de por lo menos US$ 100 millones líquidos invertibles, explica Felipe Espínola, gerente de Nevasa MFO.

'Hay un segmento que no está muy bien profesionalizado o formalizado, que son los que están entre US$ 50 millones y US$ 100 millones', indica el ejecutivo. La liquidez termina complicando a los inversionistas, indica Espínola, dado que no saben dónde invertir el patrimonio, lo que crea la necesidad de asesorías como los MFO. Cifras de Boston Consulting Group dan cuenta de que los chilenos con patrimonio alto pero inferior a US$ 100 millones representan una porción relevante de la riqueza en el país. Según la última versión de su informe global de riqueza, un 20% de los activos líquidos invertibles está en manos de personas con patrimonios entre US$ 1 millón y US$ 100 millones.

Además, hay un fuerte sesgo local en la administración de los altos patrimonios, sólo el 5,6% de los activos líquidos invertibles totales de Chile están en el extranjero, mientras que el resto está administrado por compañías nacionales.

 

US$32 mil millones tienen los chilenos con patrimonios entre US$ 20 millones y US$ 100 millones.

20% de activos invertibles son de patrimonios de US$ 1 millón a US$ 100 millones.

 

 

 

 

 

Please reload